Temporarias
Cortas

La familia que tenga un miembro muy dependiente puede sentir la necesidad obligatoria o espiritual de vacacionar, ofreciéndoles Residencia Parque Leloir una opción idónea, de cuidado y protección al ser querido, como hogar para abuelos ancianos o adultos mayores donde se va a sentir muy contenido. Por otra parte, el huésped puede necesitar un cambio de aire y disfrutar su autodeterminación, tomándose unas vacaciones protegidas en nuestra vivienda y casa – hogar de descanso para la tercera edad, donde podrá realizar además diversas actividades para mayores.

Temporarias con
cuidados especiales

En aquellos pacientes que han sufrido una afección -como por ejemplo la común y tan temida fractura de cadera-, con los cuidados y la atención que prodigamos en nuestra casa de reposo podemos acortar los tiempos sanatoriales, y acelerar el reingreso del adulto mayor a su actividad hogareña habitual tras haber pasado una breve y agradable estadía en nuestro asilo de abuelos.

Temporarias
de adaptación

En la toma de decisiones por una estadía permanente, el huésped –que es el interesado-, puede primero conocer el trato, el confort y la seguridad que le inspira nuestra residencia de jubilados y casa de retiro, lo cual favorecerá su adaptación a una nueva etapa de su vida.

Permanentes

A grandes rasgos es posible dividir la dependencia de los huéspedes que habitan en nuestra residencia para adultos mayores en tres niveles: el primer nivel está constituido por huéspedes que buscan protección, seguridad, combatir la soledad etc.; y el tercero está conformado por huéspedes con una situación de total dependencia. En el primer caso la persona puede traer sus cosas queridas –como por ejemplo su escritorio, computadora, centro musical-, pudiendo entrar y salir de la residencia libremente, gozando de las actividades y los servicios del centro según su elección. Por su parte los huéspedes de los niveles dos y tres contarán con los beneficios que brinda Residencia Parque Leloir, que se empeñarán en el mantenimiento de la salud y en la posible recuperación de las eventuales facultades perdidas.